China es la clave del crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2024

A pesar del aumento de las importaciones de crudo de China en los dos primeros meses de 2024, es demasiado pronto para saber cómo afectarán las compras del principal importador de crudo del mundo a la demanda mundial de petróleo y a los precios de este año.

Ahora bien, si algo es seguro es que impacto, en cualquier dirección, se dejará sentir en todo el mercado.

Las importaciones chinas aumentaron en enero y febrero de este año en comparación con los mismos dos meses del año pasado, según datos oficiales chinos publicados esta semana.

Pero la base de comparación con principios de 2023 es baja y la tendencia intermensual respecto a diciembre de 2023 es de menores importaciones.

El tiempo dirá cuán pronto las importaciones chinas invertirán la tendencia, y si los precios internacionales del crudo y las cuotas de importación de crudo y de exportación de combustible de China tendrán más peso en las compras de las refinerías en comparación con la demanda interna subyacente de petróleo en China.

A principios de 2024, las importaciones de crudo mostraron tendencias dispares.

Las importaciones chinas de crudo aumentaron un 5,1% en enero y febrero en comparación con los mismos dos meses del año pasado, según mostraron el jueves datos del gobierno, ya que la demanda de combustible aumentó durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar el mes pasado.

China vio aumentar las llegadas de cargamentos de petróleo a un total de 10,74 millones de barriles por día (bpd) en los dos primeros meses de 2024, en comparación con alrededor de 10,4 millones de bpd en enero-febrero de 2023, según cálculos de Reuters basados en datos en toneladas informados por la Administración General de Aduanas de China.

La aduana china no comunica datos separados para enero y febrero para evitar distorsiones debidas a las vacaciones del Año Nuevo Lunar, que suelen comenzar a finales de enero o principios de febrero. Este año, el periodo festivo cayó a mediados de febrero.

Sin embargo, en una base diaria para tener en cuenta el día bisiesto del 29 de febrero, el aumento de las importaciones combinadas de crudo de enero y febrero es de sólo el 3,3% en comparación con los mismos meses de 2023, señala el columnista de Reuters Clyde Russell.

Además, los 10,74 millones de bpd importados en enero y febrero fueron significativamente inferiores a los 11,39 millones de bpd de crudo importados en diciembre de 2023.

Las elevadas importaciones del último mes del año pasado se debieron en parte a la caída de los precios internacionales del petróleo en el cuarto trimestre, desde los máximos de 2023 de más de 95 dólares el barril en septiembre.

Una y otra vez, las refinerías chinas han demostrado en los últimos años que están dispuestas a intensificar las compras cuando los precios son relativamente bajos y frenar cuando el petróleo sube por encima de los 80 dólares por barril. Aunque la demanda interna y de exportación de combustible no sea demasiado elevada, China está utilizando el crudo más barato que ha importado para aumentar sus reservas.

A pesar del aumento anual de las importaciones de crudo de enero-febrero, «la tendencia general de compra sigue siendo suave ya que las compras fueron menores en comparación con las importaciones de 11,39MMbbls/d en diciembre», dijeron los estrategas de materias primas de ING Warren Patterson y Ewa Manthey, comentando los datos oficiales de importación de crudo chino.

«China ha estado ralentizando sus compras al exterior debido principalmente a la desaceleración de la demanda de las refinerías, a la debilidad de los indicadores económicos y al aumento de los inventarios», añadieron.

Dado que los precios han vuelto a situarse recientemente por encima de los 80 dólares el barril y que la OPEP+ señaló con la prórroga de los recortes que intentaría ajustar el mercado en el segundo trimestre, las importaciones chinas de crudo en abril y mayo podrían seguir siendo reducidas, ya que se habrían contraído más o menos en estas fechas y a los precios actuales.

Unas mayores cuotas de exportación de combustible para las refinerías chinas podrían incentivar un mayor rendimiento de las refinerías y unas mayores exportaciones de productos tras unos meses de enero y febrero muy flojos, en los que -debido a la falta de cuotas- las exportaciones chinas de productos petrolíferos se desplomaron un 30,6% interanual, hasta cerca de 1,18 millones de bpd.

Un repunte decisivo de la economía china contribuirá a elevar la demanda y las importaciones de petróleo este año, pero si unas perspectivas económicas más halagüeñas -también fuera de China- propician una subida de los precios del petróleo, las refinerías chinas podrían optar por echar mano de sus inventarios y frenar las compras oportunistas de crudo.

DEJA UNA COMENTARIO

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Artículos relacionados

Irak y China firman un acuerdo para el desarrollo de nuevos yacimientos de gas

En este sentido, China está haciendo nuevas incursiones en el petróleo y el gas iraquíes al firmar un acuerdo inicial con la empresa estatal...

Inversiones privadas ponen su mirada en producción de energía

Las inversiones privadas en países de ingresos bajo y mediano fueron dirigidos a la producción de energía a nivel mundial, a pesar de alcanzar...

Paraguay impulsa proyecto de gasoducto para conectar Vaca Muerta en Argentina con Brasil

El Gobierno de Paraguay trabaja en un proyecto de gasoducto que pretende unir la producción de la formación de hidrocarburos no convencionales de Vaca...

Desafíos en la era del petróleo: OPEP confronta predicciones y defiende la necesidad de inversión

En un entorno global donde el clamor por una transición energética crece, Haitham Al Ghais, Secretario General de la OPEP, reta las corrientes que...